cómo limpiar un estor

Cuando compras un estor enrollable o una cortina es importante conocer todos los detalles acerca de su mantenimiento y cuidados para que, con el paso del tiempo, el tejido luzca como el primer día. En este artículo te contamos cómo limpiar un estor, el paso a paso a seguir, y todo lo que se necesita.

El tejido del estor, ya sea screen, opaco o traslúcido, va a poner fácil su limpieza puesto que repele el polvo y la humedad gracias a su composición y a su buena calidad. No necesita un mantenimiento constante pero, aún así, es lógico que en un determinado momento, y por el uso, requiera de un buen repaso.

¿Qué productos vamos a utilizar para ello y cómo limpiar un estor? En principio bastará con una esponja suave, una bayeta, un recipiente con agua, un poco de amoniaco (poca cantidad) y un jabón líquido neutro, de vajilla o similar.

Si la limpieza es de una persiana veneciana, ya sea de madera o de aluminio, hay cepillos específicos a la venta. Estos cepillos lo que hacen es colarse entre las lamas para conseguir eliminar la suciedad y el polvo que se acumula entre ellas.

Para limpiar estores de tela o plegables, se trata de tejidos que pueden ir a la lavadora. Como advertencia si hacemos esto, la tela puede menguar en los primeros lavados.

El paso a paso de cómo limpiar un estor

No hay mejor forma de mostrarlo que en vídeo, y aquí lo tienes. En este caso se trata de un estor enrollable impreso o fotográfico. Es decir, con diseños o dibujos en color sobre la tela. La limpieza no afecta al tejido ni a los colores, que seguirán intactos tras el lavado, y el procedimiento es el mismo para cualquier tipo de estor, sea impreso o liso.

En el vídeo se pueden ver los pasos a seguir, los productos empleados y hasta el tiempo invertido en este sencillo mantenimiento del estor.

La frecuencia de limpieza puede depender de cada enrollable, ya sea porque se manipula más a menudo, porque está instalado cerca de alimentos como en una cocina, o porque ya han pasado meses desde su compra y se le quiere dar un pequeño repaso.

Lo primero para poder limpiar un estor enrollable es desmontarlo. Hay que extraer el comando cadena del lateral y colocar el estor extendido en una superficie plana, limpia y seca. El suelo por ejemplo es una buena alternativa, aunque una mesa lo suficientemente grande para poder colocarlo de una pieza será mucho más cómodo para nosotros.

Cuando estemos en ese punto, la limpieza general del estor será con la esponja, prestando especial atención a las zonas en las que esté más incrustada la suciedad. El exceso de jabón que pueda ir quedando en el tejido se retirará más tarde, con la ayuda de la bayeta humedecida en agua tibia, y para aclarar.

Después de dejarlo reposar unos minutos, la mejor manera para conseguir que el estor se seque completamente es colgarlo de la ventana o puerta, en su sitio. Aunque es un tejido que no se arruga, de esta forma ya quedará montado.

Obviamente, lo ideal es esperar a los meses de primavera o verano para su limpieza, a no ser que esta sea necesaria en extremo por algún motivo.

Y hasta aquí las recomendaciones. Este proceso servirá, como hemos dicho, para limpiar estores enrollables screen, cualquier modelo de traslúcidos y tejidos opacos.

Elige un tejido de calidad y acierta con el color

En tiendas especializadas como estoresbaratos.com puedes comprar cualquiera de estos estores a buen precio. Los recibirás en casa en tiempo récord y con todo lo necesario para colocarlos de forma muy sencilla.

Para ver consejos de instalación, la web tiene un canal de Youtube con los diferentes modelos de estores, persianas o cortinas. En cualquiera de ellos verás que el proceso de montaje y colocación no puede ser más sencillo.

Para poder ver los tejidos y colores hay un servicio de solicitud de muestras gratuitas, que se reciben en el plazo de 2/3 días. Se envían por correo postal, se puede solicitar hasta un total de 5 muestras , y es una forma perfecta de no equivocarse en la compra. 

Como se muestra en el vídeo, en el caso de querer un tejido screen hay que considerar el grado de apertura del mismo además del color. Hay varios, y es un factor que determina la transparencia y el paso de la luz exterior.