Estores y cortinas,  sugerencias

5 consejos a tener en cuenta al dejar tu piso o vivienda vacacional

vivienda vacacional

Aunque nos cueste asumirlo, las vacaciones tocan a su fin y con ello llega la vuelta a la rutina. Si hemos estado lejos de casa esta estación estival, en un apartamento o vivienda vacacional, antes de marcharnos y no volver hasta el año que viene, hay que tener en cuenta una serie de consejos muy útiles. Apunta estos 5.

Antes de salir disparados con la cara de amargura y el coche cargado de maletas hasta arriba, hay que hacer una serie de comprobaciones. Luego no servirá de nada preguntarse si había quedado o no todo en orden. Para empezar hay que asegurarse de que todas las puertas y ventanas se quedan cerradas. También las que dan acceso a terrazas y sótanos, o incluso a una galería, con llave y para evitar posibles sustos y contratiempos.

Tú no vas a estar, pero el sol va a a aparecer. Del mismo modo que las ventanas y puertas se quedan cerradas, es conveniente que los estores enrollables se queden bajados. Así evitaremos que cuando los rayos del sol vuelvan a aparecer, puedan hacer estropicios en nuestros muebles o textiles.

piso vacacional

Si son de buena calidad como las de nuestra tienda online, ya sabes que mantendrán todas sus propiedades intactas el año que viene. Y ya sabes que en este caso y para estas viviendas vacacionales recomendamos los estores screen o incluso las persianas de esterilla. Rebajarán la temperatura exterior en la medida de lo posible para que el año que viene tu casa no sea un horno.

Revisa la nevera. Quien dice la nevera dice la cocina entera con todas y cada una de las alacenas. Después de convertir nuestra vivienda vacacional en un lugar habitado y habitable durante unas semanas, toca retirar todo lo que se pueda estropear, incluso los cubitos de hielo que tengamos en el congelador. Muy importante.

Revisa las terrazas Otra de las claves es revisar qué se queda en las terrazas. ¿Muebles? ¿Para qué? ¿No podemos guardarlo todo dentro de casa? Evitaremos que sufra las alteraciones meteorológicas y ya volveremos a decorarlo todo el año que viene con esa ilusión de siempre que se empiezan las vacaciones.

Desconecta la luz y avisa a los vecinos. Otra de las claves: acordarnos de bajar la corriente, puesto que sería un gasto muy inútil. Del mismo modo, hay que comprobar también los grifos de toda la casa por si alguno se nos queda con un alarmante goteo. Es recomendable también avisar a los vecinos de que nos vamos, para que puedan avisarnos en caso de ver algún movimiento sospechoso durante las semanas o meses siguientes.

Una vez hecho todo esto ya podemos volver a casa, ¡que la rutina tampoco es tan mala! Solo hay que ver la parte positiva.

Imágenes | Pinterest
En El Blog de Estores Baratos | 8 hoteles en los que a todos nos gustaría estar una vez en la vida