compra estores o cortinas

Los meses de septiembre y octubre, con el inicio de curso escolar o de una nueva temporada laboral, son siempre época de venta o alquiler de pisos y viviendas. Tanto si te encuentras en el bando del que busca una vivienda como en el del que la pone a la venta o en alquiler, los estores o cortinas son una parte fundamental del mobiliario y decoración de la misma. Compra estores o cortinas de calidad y descubre cómo deben ser para lucir lo máximo posible.

La primera impresión cuenta muchísimo. Eso es algo que hay que tener en cuenta a la hora de decorar una casa o piso. Los estores o cortinas no servirán unicamente para cubrir las ventanas, si no que aportarán un importante toque distinguido y elegante a cada una de las habitaciones.

A la hora de comprar estos artículos por internet, con todas las facilidades que nos ofrecen ahora las tiendas de estores o cortinas online, estaremos consiguiendo un muy buen precio. Y podremos elegir entre múltiples diseños y modelos de producto, también personalizados.

Estores o cortinas a medida

compra estores o cortinas

Al disponer de la alternativa de poder comprar los estores enrollables o las cortinas a medida, estaremos garantizando la cobertura total de nuestras ventanas o puertas. No hay nada que quede peor que un estor pequeño, con la luz exterior colándose por cualquiera de los laterales.

Con más tejido del necesario. Para que unas cortinas queden bien, tanto abiertas como cerradas, es mejor no quedarse corto de tela. En este caso lo mejor es que tengan a partir del doble de la medida de la ventana. Hay que tener muy en cuenta el pliegue, parte fundamental.

En los estores enrollables, a la medida de ancho de la ventana añadiremos 10 centímetros. Ya recibiremos el estor con un margen de tela a mayores en el alto. Gracias a esto conseguiremos que nunca quede destapado el tubo de enrolle en la parte superior de estor. Otro de los grandes errores visuales y estéticos de este tipo de instalaciones.

¿Cómo instalarlos?

compra estores o cortinas

La barra de la cortina debe ser más ancha que la propia ventana siempre que se pueda. Conseguiremos así que la ventana parezca más ancha y crear una mayor sensación de entrada de luz. Lo más habitual es que la barra sea uno 20 o 30 centímetros más ancha que la ventana. En cuanto a su colocación, que quede más cerca del techo que de la parte de arriba de la ventana. Unos 10 o 15 centímetros por encima del marco.

Tanto con cortinas como con estores enrollables, si tenemos una caja de persiana sobre la ventana lo ideal es taparla por completo. Y en la parte de abajo, si las ventanas son amplias, la tela debe caer hasta el suelo y prácticamente rozarlo. A mitad de camino quedarán fatal.

Bien colocados y derechos. La instalación de estores y cortinas es sencilla, y para evitar que queden torcidos (como los cuadros, que no hay nada peor), utilizaremos un un nivel de burbuja. Puedes ver ejemplos en nuestro canal de Youtube.

Con tejidos de calidad

compra estores o cotinas

Con todas las medidas de seguridad para niños. Los estores o las cortinas deben cumplir con todas las medidas de seguridad necesarias. Entre ellas está que las cadenas no supongan un riesgo para los más pequeños de la casa.

Fabricados en tejidos de calidad, que repelen el polvo. No necesitan excesivo mantenimiento y son resistentes frente al paso del tiempo. Un tejido liviano y poco pesado ayudará a refrescar la casa. Y, para garantizar la oscuridad total, están las cortinas 100 % opacas.

¿Y los colores? Si la habitación está recargada lo mejor es que las cortinas o estores sean en un tono liso, y al contrario. Si la vivienda se mueve en los tonos neutros y un estilo decorativo sencillo, podemos arriesgar con estampados o estores personalizados con imágenes o frases.

El color elegido no tiene por qué ser algo definitivo. Si en algún momento te cansas, aburres, o quieres renovar decoración, podrás comprar unicamente el tejido, y será muy fácil de cambiar.