silla colgante

Es tiempo de disfrutar de la terraza, del buen tiempo y de un cóctel en buena compañía. El complemento estrella de este verano es la silla colgante, como ya hemos comentado en alguna ocasión, y en el mercado nos podemos encontrar con infinidad de modelos. Hoy os dejamos con un tutorial para elaborar nuestra propia silla colgante y presumir de decoración este verano. Perfecta para estilos marineros, étnicos y también para los rincones más zen o chill out tanto exteriores como interiores.

Cómo hacer un silla colgante

silla colgante

Para hacer una hamaca de ganchillo con la técnica macramé puedes encontrar las instrucciones indicadas paso a paso en la web ehow. El macramé o crochet, que se trata de ir anudando tejidos siempre de la misma forma y siguiendo un orden determinado, es una técnica laboriosa, pero que una vez se pilla el truco el proceso es rápido y mecánimo.

En cuanto al color, lo recomendable es evitar el blanco porque ser bastante sucio más para estos casos, apostando por un azul como el de la foto, un azul más marino, gamas de marrones o incluso un rojo.

silla colgante diy

Vamos a necesitar cordón o cuerda resistente para macramé en el color elegido, cinta métrica, tijeras y varillas de madera para la estructura. También tornillos para madera junto con un taladro para poder hacer agujeros y encajarlas entre ellas creando el cuadrado del asiento. En resumen y con las medidas y cantidades aproximadas: 3 varillas cilíndricas de madera de 3 cm de diámetro y 76 cm de largo, 2 varillas cilíndricas de madera de 1,5 cm de diámetro y 92 cm de largo, 182 metros de cuerda de 0,6 cm de grosor, 7 metros de cuerda de 1,2 cm de grosor y 4 tornillos para madera de 2,5 cm.

Una vez empecemos a hacer el macramé con las cuerdas entrelazadas de cuatro en cuatro será mejor tener la estructura colocada en una situación cómoda, para poder ir elaborando nuestra silla según las indicaciones. A partir de ahí la silla irá cogiendo forma y el cordón sobrante quedará a modo decorativo con la largura que nosotros queramos, tal y como se puede ver en la imagen.

Usando la soga más gruesa, cortaremos 16 piezas de 8 metros para ir anudándolas, de modo que nos queden 32 cuerdas colgando aproximadamente. En el blog Tamisa Artesan@s podemos ver paso a paso y explicado de manera detallada cómo ir haciendo los nudos.

Un complemento decorativo atemporal

sillas colgantes

Es verdad que es una silla colgante o hamaca es un complemento que viste más en terrazas de verano, tanto de nuestra propia casa como de locales hosteleros, pero en realidad es un elemento decorativo atemporal. En materiales como el mimbre o diferentes tipos de madera son perfectas para terrazas de todo tipo, y también para instalar en el salón de casa y crear un perfecto rincón de lectura.

Los textiles, una vez más, marcarán la diferencia en nuestra silla o hamaca. Pueden tener base, ser más o menos redondas, con forma de mecedora, más estrechas, más clásicas o con el diseño más moderno que se nos ocurra. Muchas de ellas las veremos en hoteles de playa o en rincones de relajación y zonas de spa, pero ¿tú con cuál te quedas? ¿Con la tuya propia? ¿Te atreves con el #DIY?

Vía | ecoinventos, ehow

2 comentarios en DIY: cómo hacer una silla colgante

Los comentarios están cerrados.