estilo escandinavo

Empezamos una nueva semana hablando de estilos decorativos y nos centramos hoy en el estilo escandinavo, que cada día gana más adeptos. Lo definimos detallando que la clave está en los textiles y los colores que aportan y vamos a analizar ahora algunos de sus tips principales, con ideas originales que recomendamos.

El estilo escandinavo es un estilo que se caracteriza principalmente por ser elegante y sobrio, minimalista y siguiendo una decoración en línea recta sin cambios bruscos entre unos muebles y otros. Hay quien lo relaciona directamente con el estilo nórdico, pero no se trata de lo mismo.

Ambos estilos siguen las mismas bases, pero catalogamos ahora el estilo escandinavo como algo más romántico y menos sobrio que el típico estilo nórdico del ‘menos es más’. Es un estilo que permite un poco más de color y que además tiene cierto toque industrial.

Las paredes de una estancia con decoración escandinava suelen ser en color blanco y a partir de ahí podemos centrarnos en los muebles y demás objetos decorativos. Los preferidos son los muebles de madera o con lacado blanco, y una de las premisas básicas es la de aprovechar todos los rincones de la casa.

salon escandinavo

El color nos llega a través de los textiles, y podemos dar desde pequeñas pinceladas en colores intensos como rosas, turquesas, amarillos, morados o azules, a grandes toques de colores flúor o decantarnos por los nude o pastel.

Nos referimos a los cojines, alfombras, manteles, y por supuesto, estores o cortinas de nuestras ventanas. Incluso también las cortinas verticales o las persianas venecianas.

La nota de color también puede llegar gracias a los cuadros, que llenarán de personalidad además nuestra estancia y nuestras paredes. Eso sí, siempre buscando la coherencia decorativa y sin grandes estridencias, que lo que menos nos interesa es el desorden visual. Como siempre, te recordamos que puedes estampar cualquier imagen en un estor enrollable fotográfico y personalizado.

Aprovechando los rincones

terraza escandinava

Mira qué manera de aprovechar cada rincón al máximo. En esta terraza puedes ver un ejemplo de una decoración sencilla pero que consiste en ocupar todo el espacio sin sobrecargar. La base es el blanco, en este caso con unos toques de gris.

Apuesta por las alfombras

alfombras escandinavas

La nota de color nos puede llegar también a través de las alfombras, y las que más se llevan en este estilo son las imitaciones de piel de animal. Un toque perfecto que aportará calor a nuestro salón o habitación, convirtiéndola en más acogedora. Eso sí, cuidado en verano, que nos pueden dar sensación de mucho calor.

Vestidor DIY estilo escandinavo

escalera escandinava

Lo hemos encontrado en el blog estilo escandinavo y nos parece una idea DIY de lo más práctica, que también hay que situar en el rincón perfecto de la casa para que quede bien. No todo vale.

En El Blog de Estores Baratos | El estilo marinero: las claves de una decoración muy definida
En El Blog de Estores Baratos | Nuevos aires de decoración: las claves del estilo hipster