error decoracion colores

Hay quien cuando se cambia de casa o de piso, contrata a un decorador profesional para que se encargue de buscar el mejor aspecto para su nueva vivienda. Sin embargo, no todos nos podemos permitir ese lujo. Bastará con seguir una serie de pautas, dejarnos guiar por nuestras preferencias y buen gusto, y de manera principal evitar los errores más comunes que se suelen cometer. ¿Cuáles son?

Ojo con los colores. Hay que tener especial cuidado con el uso de los colores, como podemos ver en la imagen de portada. Una mezcla de azules, morados, marrones e incluso tonos rojizos poco apropiada que crea una sensación visual que incita a todo lo contrario a la relajación y la comodidad que siempre se busca en un salón. ¿O no?

Otro error asociado a los colores, en concreto a los oscuros, es pensar que restan metros y luz. Al estar a contraluz no resta luminosidad al espacio y de noche sí ambientan. En el caso de estar hablando de una pared que no tiene ventana y elegir un color oscuro para pintarla, un espejo situado en ella podría darle ese toque de luminosidad deseado que se echa en falta sin ventana.

error decoracion blanco y negro

Blanco y negro. Es verdad que el blanco es un tono que aporta luminosidad y que se puede combinar con muchos colores. Uno de los dúos estrella para decorar es el blanco y el negro, una mezcla que no pasa nunca de moda y siempre resulta una apuesta muy segura. Si escuchas que el empleo de estos dos colores en decoración es frío, activa el mensaje de error: no es cierto. Pensar que decorar con blanco implica demasiada frialdad, es un error. Para dar mayor calidez al ambiente o ‘un toque especial’ siempre se pueden colocar accesorios en algún color.

Buena iluminación. La iluminación siempre es muy importante. No conviene abusar de las lámparas porque se puede crear una atmósfera poco adecuada y exagerada, y se trata más de buscar una correcta ubicación de las mismas. La clave para obtener una buena iluminación está en contar con tres calidades de luz: general (con puntos de luz de techo o pared), puntual y ambiental (con lámparas de sobremesa, de suelo o suspendidas).

Solo persianas. Las cortinas o los estores son necesarios aunque dispongamos de persianas exteriores. Además de aportar un nuevo valor decorativo son una pieza fundamental tanto para aprovechar la luz natural según más nos convenga como para garantizarnos la intimidad deseada en nuestros hogares.

error decoracion mezcla de estilos

La mezcla de estilos. Uno de los errores más habituales. Se pueden mezclar estilos, pero siempre que sean parecidos y guarden elementos en común. Por ejemplo, un estilo industrial puede tener toques vintage, pero no se nos puede ocurrir mezclar un estilo nórdico con las características de una decoración rústica.

El tamaño de los marcos. Lo mejore es huir de los cuadros demasiado grandes porque además de llevarse todo el protagonismo de un espacio, sí pueden hacer que parezca más pequeño. Tampoco quedan bien sobre el sofá o los sillones, sobretodo si sobresalen a los mismos porque la atención estaría demasiado centrada en ellos. ¿Muchos cuadros? Lo ideal es jugar con los tamaños en ese caso, pero creando una combinación armoniosa.

Los pasillos, los grandes olvidados. El pasillo o el recibidor de casa es esa parte de la vivienda que siempre se queda un poco olvidada de la decoración, y no debería ser así. Aunque se trate de un lugar ‘de paso’, la primera impresión de las visitas puede estar ahí. Plantas, espejos o elementos DIY para decorar con madera o mimbre serán las claves de cada estilo decorativo.

error decoracion sobrecargar

Nada de sobrecargar. Mucho cuidado con querer colocar en el salón o en la habitación todo lo que nos hemos traído de cada viaje, o mezclar todos esos colores que tanto nos gustan. No sobrecargar es una de las reglas básicas de decoración, ya que un ambiente cargante y que no resulte agradable para la vista puede resultar incómodo y conseguir el efecto totalmente contrario a lo que estamos buscando con una buena decoración.

No olvides los detalles: Siempre hay que prestar atención a los pequeños detalles, porque dicen mucho de cada uno y diferencian una estancia. Por ejemplo, la cocina y el baño deben tener siempre un aspecto muy cuidado y el salón debe ser acogedor al mismo tiempo que dar sensación de comodidad y amplitud.

En cuanto a las habitaciones, son la parte de la casa que más pueden reflejar la personalidad de cada uno, junto con la oficina en el caso de trabajar desde el domicilio. Los pequeños detalles pueden estar en velas aromáticas, que hay que prestar especial atención a los olores, o en cojines de diferentes colores y con diferentes diseños.

Cuidado con la colocación de los muebles. Ni se pueden poner todos los muebles contra las paredes ni colocarlos en el medio de la habitación sin sentido ni tampoco obstaculizando la apertura de puertas o ventanas. Es importante que nada interrumpa el campo visual y crearemos una atmósfera más adecuada.

En El Blog de Estores Baratos | 8 tips para montar la perfecta oficina en casa