recibidores

¿Hay recibidor en tu casa? ¿Y en tu centro de trabajo? Puede que parezca una tontería, pero si una de las premisas básicas de decoración es cuidar los detalles, en este caso ocurre exactamente eso. Después de todo, un recibidor es esa parte de la casa que nos introduce en la decoración y nos da la bienvenida. Se trata por tanto de un ‘lugar’ de importancia que a veces pasamos por alto, y queremos dedicar este post con ideas de decoración a los recibidores más veraniegos. ¿Tomas nota de nuestras sugerencias?

La decoración de un recibidor es algo que va a estar siempre directamente relacionada con el espacio disponible, dado que en muchas ocasiones es muy limitado al tratarse por ejemplo de pisos pequeños. Siempre hay que tratar de aprovechar el espacio al máximo para conseguir que el recibidor sea agradable e invite al acceso al interior de la vivienda o local de trabajo.

recibidores

Por regla general en los recibidores se suelen encontrar pequeñas mesas auxiliares junto con un espejo, y también algún perchero en el que poder dejar nuestras cosas cuando llegamos a casa. El espejo nos servirá para echar un último vistazo antes de salir de casa o al llegar, y la mesilla para dejar las llaves y alguna que otra cosa como el correo que llevemos en la mano.

Siempre que haya sitio es importante que los recibidores cuenten con un asiento en el que puedan esperar las visitas o en el que nosotros podamos, por ejemplo, calzarnos antes de salir de casa. Ideal es en este caso aprovechar el espacio con un mueble hueco en el que poder instalar un armario improvisado para sacar así el máximo partido al espacio. Siempre que el orden se mantenga, la imagen de este ‘almacén’ será muy buena y dará sensación de casa en movimiento y bien organizada.

En cuanto a los materiales apostamos por el mimbre, por los muebles de madera en tonos claros o incluso blancos y por supuesto por su combinación con textiles y complementos en colores suaves y pastel. Un jarrón con flores, cuadros en las paredes y otro tipo de accesorios #diy le darán el aspecto juvenil y personalizado que estamos buscando para cada rincón de nuestra casa u oficina.

Una decoración veraniega

decoracion veraniega

Para una decoración veraniega es un plus el poder mezclar elementos decorativos de todo tipo que recuerdan al mar y a la playa , jugando con tonos azules. Por ejemplo, un tarro de cristal quedará estupendo en cualquier recibidor si lo decoramos con arena, piedras, conchas o incluso velas.

Hay otras ideas siempre apostando por los tonos pastel, como por ejemplo (en el caso de disponer de un banco o asiento en el recibidor) la de colocar unos cojines alegres que además de crear una sensación de comodidad estarán llenando de diversión la entrada de nuestra casa. Hoy en día hay infinidad de modelos de cojines en tiendas de decoración, pero mira este tutorial que nos hemos encontrado en el blog Creativa Atelier con una idea #diy de dos cojines con forma de corona y nube. ¡Preciosos!

corona y nube